La construcción del cerebro humano

Yo soy mi cerebro, tú eres tu cerebro, él es su cerebro… vamos, que todos y cada uno de nosotros somos nuestros cerebros. Y cada uno somo diferentes, pero al mismo tiempo somos iguales que los demás. Por eso el estudio del cerebro humano siempre ha generado interés.

Pero empecemos por el principio.

Historia de un protón

Foto de NASA  / Unsplash

Soy un protón. Un simple protón de un átomo de hierro. Soy un pequeño protón, pero mi historia es muy grande.

Todo, absolutamente todo, empezó con el Big Bang. Este momento clave en el universo, que tuvo lugar hace más o menos 13.800 millones de años, corresponde al instante justo en el que se creó la materia y la energía tal y como las conocemos. Pero no solo esto, sino que también surgió el tiempo y el espacio.

Casi de forma instantánea al Big Bang (apenas una cienmilésima de segundo después), se empezaron a formar los agregados de quarks (un tipo de partícula elemental). Estos a su vez se agruparon en de tres en tres, de forma que algunos tripletes dieron lugar a los protones mientras que otros tripletes dieron lugar a los neutrones.

Foto de NASA  / Unsplash

Durante el primer minuto y medio después del Big Bang empezaron a aparecer los primeros elementos químicos. En primer lugar, mis primos más ligeros: hidrógeno (cuyo núcleo está formado por un protón) y helio (cuyo núcleo está formado por la fusión de dos protones a los que se unen dos neutrones). En este momento de la historia, ni mis otros primos ni yo (que somos átomos más estables) habíamos nacido porque necesitamos de temperatura más bajas para que los núcleos puedan interaccionar con los electrones. De momento la temperatura es tan tan alta que esta interacción no es posible ya que lo que hay es un plasma de núcleos y electrones. 

Hubo que esperar muchos miles de años para que mis primos más conocidos (carbono, nitrógeno, oxígeno, sodio, magnesio y sodio) y yo pudiéramos nacer gracias a las estrellas. Y es que, si una estrella tiene la suficiente masa, las condiciones de presión y temperatura permiten que los núcleos se sigan uniendo (fusión termonuclear) dando lugar a núcleos cada vez más pesados.

Para que nacieran mis primos más pesados como son plata, estaño, oro, mercurio o plomo fue necesaria una gran cantidad de energía, procedente de la explosión de ciertas estrellas al morir (supernovas).

Foto de NASA  / Unsplash

A medida que pasó el tiempo y se producían más supernovas, estas sembraron el universo con todo tipo de átomos. Estos elementos junto a las nubes de gas y polvo cósmico acabaron por dar lugar a los diferentes elementos del Sistema Solar hace 4.500 millones de años.

Mi destino fue la Tierra, un planeta con una gran superficie de agua líquida. La mayor parte de los protones de hierro que vinieron a este planeta se encuentran en el núcleo y en la corteza terrestre. Normalmente no están solos en la naturaleza, sino que suelen estar formando diferentes minerales. Pero yo fui uno de los elegidos para vivir dentro de los seres vivos donde juego un papel esencial en su supervivencia, ya que soy imprescindible para la oxigenación de los tejidos y para un correcto funcionamiento del metabolismo en la mayoría de las células.

Foto de NASA  / Unsplash

Soy un protón. Un simple protón de un átomo de hierro. Soy un pequeño protón, pero mi historia es muy grande.

Alimentos funcionales

La alimentación ya no es lo que era. Cada día llegan nuevos productos al supermercado, algunos mejores, otros peores. Entre ellos, los que están ahora muy de moda son los alimentos funcionales, seguro que tenéis más de uno en vuestra casa. Pero… ¿qué es un alimento funcional?

Según los japoneses (que son los que primero regularon su uso) son “aquellos alimentos procesados que contienen ingredientes que desempeñan una función específica en las funciones fisiológicas del organismo humano, más allá de su contenido nutricional”. O dicho de otra forma, son alimentos que cumplen una función beneficiosa para la salud aparte de la nutritiva.

Aunque estos productos están de moda y los consumidores compramos toneladas de ellos gastándonos miles de millones en España no existe una legislación específica que regule los alimentos funcionales. De hecho, en nuestro país ni siquiera existe una definición oficial así que cuando vas al supermercado es muy difícil saber que alimentos son funcionales realmente y cuales solo lo parecen por marketing.

En el supermercado podemos encontrarnos con hasta 5 tipos diferentes de alimentos funcionales en función de la forma en la que se han elaborado:

1. Eliminación de algún componente: se quita un componente perjudicial para la población en general o para un grupo específico de personas. Ejemplos de este tipo de alimentos funcionales son los productos sin lactosa, como estos yogures, y sin gluten, como estos cereales.

Cereales sin gluten
Yogur sin lactosa

2.Aumentar la concentración de un componente: se añade más cantidad de un nutriente que ya estaba previamente presente en el producto. Por ejemplo, la leche con alto contenido en calcio de la marca Pascual o los yogures YoPro que tiene una alta cantidad de proteína.

Yogur con proteína
Leche con más calcio

3.Suplementar el alimento con un nutriente: se añade un ingrediente que no estaba presente en el producto. Ejemplos de este tipo de alimento funcional es la leche enriquecida con omega-3 de la marca Puleva o el café Vitalisimo de Nestle que está suplementado con magnesio.

Café con magnesio
Leche con omega-3

4.Sustitución de un componente perjudicial por otro con efecto positivo o neutro: se cambio un ingrediente que puede ser perjudicial solamente para un grupo específico de personas por otro neutro o beneficioso. Por ejemplo, sustituir el azúcar por un edulcorante (yogur) o cambiar el aceite de palma por aceite de girasol (nocilla).

Nocilla
Yogur con edulcorante

5.Alterar la biodisponibilidad de los nutrientes: se modifica la disponibilidad de algún ingrediente para obtener efectos beneficiosos o impedir los perjudiciales. Ejemplo de este tipo de alimento funcional es la margarina que reduce el colesterol de la marca Hacendado, producto no destinado a personas que no necesitan controlar su colesterol. Otro producto similar, también capaz de reducir el colesterol, es Danacol de la marca Danone.

Yogur bebible para gente que necesita reducir el colesterol
Margarina para gente que necesita reducir el colesterol sanguineo

El test de Turing

Alan Turing

Hoy vengo a contaros el test de Turing y para que sirve. Pero ya sabéis que a mi me gusta empezar siempre por el principio. Así que… ¿Quién fue Turing? Alan Turing fue un matemático, filósofo, criptógrafo, biólogo teórico (y muchas cosas más) considerado uno de los padres de la ciencia de la computación y precursor de la informática moderna.

Yo no quiero dármelas de entendida. La verdad es que yo sé quién es este señor porque hace poco vi una película llamada “The Imitation Game”. Esta cuenta la historia de como durante la segunda guerra mundial Turing trabajó para descifrar la máquina Enigma que era utilizada por los nazis para codificar sus mensajes.

Pues después de todo el lío de la película Alan propone el test de Turing como una forma de responder científicamente a la pregunta de si una máquina puede pensar por si misma o no.  El objetivo de esta prueba es saber si una maquina puede dar respuestas similares a las que daría una persona, pero no se trata de evaluar el conocimiento de dicha máquina. Esto se debe a que el comportamiento humano y un comportamiento inteligente no tienen por qué ser iguales.

La “interpretación estándar” de la prueba de Turing, en la cual la entidad C, el interrogador, le es dada la tarea de tratar de determinar qué entidad —¿A o B?— es una computadora y cual un ser humano. El interrogador se limita a la utilización de las respuestas a las preguntas escritas para tomar la determinación. Imagen adaptada de Saygin, 2000.

El test consiste en una conversación de 5 minutos a través de un chat en la cual la máquina se tiene que hacer pasar por un ser humano. El evaluador tiene que determinar si está hablando con otra persona o con una máquina. La máquina pasa la prueba si tras la conversación es capaz de convencer al evaluador de que es un ser humano.

Esta prueba se ha convertido en una forma de medir los avances de la Inteligencia Artificial. Hubo que esperar hasta 2014, cuando un chatbot desarrollado para imitar a un adolescente ucraniano fue la primera maquina en pasar un test de Turing.

Hoy en día una de las aplicaciones del test de Turing que más se utilizan es el control de la carpeta de spam, ya que los correos basura normalmente son enviados por los ordenadores. También se usa en los CAPTCHA (Completely Automated Public Turing Test to tell Computers and Humans Apart), donde al contrario el juez es el ordenador.

A vueltas con la inteligencia artificial

Muchos os preguntareis que hace una chica de bacterias como yo haciendo un post de inteligencia artificial como este. Muchos pensareis que no tengo ni idea. Y la verdad es que no os falta razón.

Foto de Owen Beard / Unsplash

Si a mi me preguntan sobre qué es la inteligencia artificial, no puedo evitar que me vengan a la mente robots que son capaces de actuar como las personas e imitar funciones cognitivas como aprender, razonar o resolver problemas. Sin embargo, esto no es necesariamente así y es que una de las definiciones clásicas dice que la inteligencia artificial es “la ciencia que crea máquinas que hacen cosas que, si fueran hechas por un ser humano, diríamos que este humano es inteligente”.

Hoy en día la inteligencia artificial tiene un montón de aplicaciones en cosas muy comunes: medicina, ingeniería, trasporte, comunicaciones, videojuegos y una gran variedad de aplicaciones de software. Así que, desde mi ignorancia, creo que el objetivo de la inteligencia artificial debería ser el permitirnos aumentar nuestro conocimiento y el facilitarnos la vida así como ayudarnos en la resolución de problemas. En este sentido, la inteligencia artificial al ser una mezcla entre ciencia e ingeniería implica la realización tanto de estudios teóricos como de aplicaciones de los mismos.

La inteligencia artificial ha permitido (y está permitiendo) resolver grandes problemas, pero también está dando lugar a la aparición de grandes retos a nivel social (uso de bots para la difusión de noticias falsas, los ataques informáticos sistematizados a empresas y estructuras sensibles). Por ello se necesario ponerse manos a la obra para establecer unas normas éticas y legales para evitar más y mayores problemas en el futuro.

Introducción a la Neurociencia

El cerebro humano es complejo, muy complejo. Extremadamente complejo. Es tan complejo que aún guarda muchos secretos para nosotros. Pero cada día, gracias al trabajo de la gente que se dedica a la ciencia, los secretos que nos oculta el cerebro ya son menos.

El cerebro compone junto al bulbo raquídeo y el cerebelo lo que se denomina encéfalo. Y este forma junto a la médula espinal lo que llamamos sistema nervioso central (SNC). Una parte del SNC está formado principalmente por fibras nerviosas recubiertas de mielina que le dan un color blanco característico. Por esta razón, recibe el nombre de sustancia blanca. Estas fibras nerviosas conectan diferentes partes del cerebro (representadas en el interior del icono del cerebro en la camiseta).

La superficie del cerebro tiene una forma muy característica. Y es que presenta unos plegamientos denominados circunvoluciones que le dan un aspecto rugoso (representados en el icono del cerebro) y que envuelven al resto de componentes del encéfalo. Estas circunvoluciones son muy importantes ya que han permitido que nuestra corteza cerebral crezca mucho sin ocupar un gran volumen. Este aumento de la corteza cerebral fue clave para la aparición en nuestra especie de nuevas funciones cerebrales.

Aunque el hemisferio derecho y el izquierdo presentan una enorme simetría tienen funciones diferentes. La parte derecha del cerebro se encarga de controlar el pensamiento artístico mientras que la parte izquierda controla el razonamiento lógico y matemático.

El cerebro es con diferencia nuestro órgano más importante, ya que de él depende nuestra actividad mental (representada como la bombilla), nuestros sentimientos (representados con el corazón) y nuestra personalidad (representada por la clave de sol). Además, nos permite conocer el medio que nos rodea y, por lo tanto interaccionar con el, a través de la información que nos llega a partir de los diferentes sentidos (representado con el ojo).

Así que resumiendo, tú eres tu cerebro.

Los métodos de la ciencia

Bacterias

Ya hace 10 años que ando cacharreando en uno de los laboratorios de la Universidad de Santiago de Compostela. Empecé porque había flipado con las bacterias y me apasionaba la idea de poder no solo conocer las cosas increíbles de las que son capaces sino también comprender cómo lo hacen y por qué. El hecho de saber que mis pequeños y humildes experimentos serán útiles en algún momento para la sociedad no hace sino contribuir al hecho de que me encante mi trabajo.

Al contrario de lo que se pueda creer no existe una única forma de hacer ciencia. Ya que la ciencia es una forma de pensar, es una forma de entender este mundo tan raro en el que vivimos desde un punto de vista lógico y racional. Y esto se puede hacer de varias formas: ciencia inductiva o empirismo (a partir de observaciones particulares se llegan a conclusiones generales) y ciencia deductiva o racionalismo (una conclusión general se aplica a un fenómeno particular). Ambos métodos son totalmente válidos y es que algunas disciplinas requieren usar una forma de hacer la ciencia u otra.

En las noticias científicas no se suele poner de forma explícita que tipo de ciencia es la que se lleva a cabo. Sin embargo, podemos darle un poco al “coco” e intentar pensarlo por nosotros mismos. Por ejemplo:

El grupo de personas mayores del Polideportivo La Mina (Carabanchel) practican aquagym DAVID EXPÓSITO

En la Universidad de Granada han visto que la actividad física en niños con sobrepeso y obesidad aumenta la cantidad de materias gris en el cerebro, en concreto en regiones esenciales para la memoria de trabajo y el aprendizaje. Aunque en el texto no se diga específicamente entiendo que este es un trabajo de ciencia inductiva ya que a partir de las observaciones de estos niños se puede especular que el cerebro funcione mejor al realizar deporte.

Unos investigadores daneses encontraron un chicle (en realidad es una resina de abedul) de hace 6.000 años que les permitió no solo conocer las características físicas de la chica que se lo tomó sino también que tipo de alimentación tenía y algunas enfermedades que padecía. Esto fue posible porque encontraron restos de su ADN pero también ADN de bacterias de su boca en el chicle. En mi opinión es un caso de ciencia deductiva, ya que a partir del análisis de las secuencias de ADN encontradas en restos fósiles los investigadores determinaron cómo era la chica y algunas de las circunstancias en las que vivía viendo si encajaba en el modelo previsto.

Herramientas de piedra del yacimiento de Dhaba, en la India, producidas en un periodo desde hace 80.000 años hasta hace 25.000CHRIS CLARKSON

Nuevos estudios parecen indicar que el estallido del volcán Toba no tuvo esa importancia que se pensaba en el gran descenso de la población humana (quedando solamente en unos miles de individuos). La aparición de nuevos restos fósiles durante los últimos años está ayudado a reconstruir poco a poco que le sucedió a las poblaciones cazadoras-recolectoras que aunque sobrevivieron al estallido del volcán Toba acabaron despareciendo. En este caso, estaríamos hablando de ciencia deductiva ya que no es posible realizar experimentos con especies extintas.

Un proyecto liderado por un científico español y llevado a cabo por un equipo de la NASA pretende que sea posible cultivar las primeras plantas comestibles en la Luna en el año 2024. Para ello realizaron sus experimentos en el módulo europeo de la Estación Espacial Internacional con los que pretendían entender qué les pasa a las células y a los genes de las plantas en el espacio para así poder establecer la mejor estrategia de cultivo. Este es un ejemplo de ciencia inductiva ya que a partir de las observaciones obtenidas con los experimentos realizados se puede llegar a una conclusión.

Foto de chuttersnap / Unsplash

Los otros tipos de alimentos

La comida es muy importante en mi vida. De hecho, no solo me gusta comer, sino que también me gusta pensar en que voy a comer, con quien voy a comer y por supuesto me encanta hablar de comida. Pero la verdad, es que no se si esto es así por como soy yo, por ser gallega o por una combinación de las dos cosas. Y es que para las personas que vivimos en Galicia, no hay celebración o evento que no se disfrute alrededor de una mesa.

Foto de Arturo Rey / Unsplash

A pesar de mi intensa relación con la comida, me resulta muy difícil contestar a la pregunta, ¿qué es un alimento?

Por definición: “Tendrán la consideración de alimentos todas las sustancias o productos de cualquier naturaleza, sólidos o líquidos, naturales o transformados, que por sus características, aplicaciones, componentes, preparación y estado de conservación, sean susceptibles de ser habitual o idóneamente utilizados a alguno de los fines siguientes: a) Para la normal nutrición humana o como fruitivos; b) Como productos dietéticos, en casos especiales de alimentación humana.”

Foto de Dan Gold / Unsplash

Dicho en otras palabras, un alimento es una sustancia o producto usado para la nutrición humana. Estos están compuestos de diferentes nutrientes (proteínas, grasas, hidratos de carbono, vitaminas, minerales y agua) que son aprovechados por nuestro metabolismo.

Normalmente estamos acostumbrados a que nos hablen de tipos de alimentos en función de sus nutrientes. Pero también podemos clarificar los alimentos en función de otros aspectos. Me explico.

Alimentos fundamentales: “son aquellos que constituyen una proporción importante de la ración alimenticia habitual en las distintas regiones españolas”. En mi casa alimentos fundamentales son por ejemplo, los huevos y el pollo. Ambos se pueden usar en un montón de recetas diferentes, son fáciles de cocinar y están muy ricos.

Alimentos impropios: “Tendrá la consideración de alimento impropio cualquier materia natural o elaborada en la que concurra alguna de las siguientes circunstancias: a) No estar comprendida en los hábitos alimentarios españoles, aunque el producto de que se trate tenga poder nutritivo. Se presumirá habitualidad alimentaria para cualquier producto que no sea de usual utilización, en cuanto que su consumo sea debidamente autorizado; b) Cuando, aun siendo alimento o materia comprendido en los hábitos alimenticios españoles, no se haya completado su proceso normal de maduración o elaboración, o lo haya sido mediante algún procedimiento no autorizado”. Para mi alimentos impropios en España serían la avena, que aun no es un alimento consumido de forma habitual (aunque ha pasado de venderse solo en herbolarios a poder comprarse en los supermercados) y la Kombucha, que es una bebida fermentada que al parecer está bastante de moda.

Foto de Kelly Sikkema / Unsplash

Productos dietéticos y de regimen: son alimentos destinados a personas que requieren de una alimentación especial por tener unas necesidades nutricionales concretas. Las leches de fórmula para bebés y los productos sin gluten para las personas celiacas son dos ejemplos de productos dietéticos y de regimen.

Alimentos perecederos: son aquellos que necesitan de unas condiciones especiales de almacenamiento y transporte para su adecuada conservación. Alimentos perecederos fáciles de identificar son los lácteos que debemos de guardar siempre en la nevera. Como es el caso de la leche fresca (pasteurizada, que no cruda), que debe conservarse siempre refrigerada, tiene fecha de caducidad y debe de consumarse en apenas 3 días una vez abierta. También son perecederos otros lácteos como el queso o la mantequilla.

Foto de NeONBRAND / Unsplash

Productos sucedáneos: son aquellos productos que sustituyen en todo o en parte a un alimento, pero de forma no fraudulenta. Un ejemplo muy conocido es el surimi, mal conocido como “palito de cangrejo”, que es una pasta de pescado a la que se añaden grandes cantidades de sal, grasas, colorantes, emulgentes y conservantes. Otro ejemplo, pero bastante desconocido, son los sucedáneos de chocolate, en donde la manteca de cacao se sustituye total o parcialmente por otras grasas vegetales comestibles.

Alimento adulterado: son los alimentos a los que se les ha variado su composición, peso o volumen, con fines fraudulentos. Muchas veces esta modificación fraudulenta de los alimentos se hace para reducir costes, como en el caso del café molido (al que se le añaden aditivos como trigo o cebada) o de algunas mieles (que se mezclan con siropes con alta cantidad de fructosa).

Alimento falsificado: aquel que cumple una de estas tres características: a) que simula a otro alimento conocido; b) que su composición no sea la declara y anunciada; c) que engañe al consumidor. Un ejemplo muy común de los alimentos falsificados es cuando el envoltorio de un producto de marca blanca se diseña para que se parezca mucho a un producto similar de una marca conocida. Otro alimento falsificado pero mucho más difícil de demostrar es el pulpo que os coméis pensando que viene de las Rias Baixas y en realidad viene de Marruecos.

Alimento nocivo: aquel alimento que a) produzca efectos perjudiciales en el consumidor; b) aun no siendo perjudicial a corto plazo su ingestión repetida puede ocasionar peligro para la salud; c) cuando su contenido en microorganismos o materias extrañas sea superior a los límites permitidos; d) es nocivo o puede serlo para un grupo determinado de consumidores al que va específicamente destinado, aunque para la población general no lo sea. Un ejemplo de alimento nocivo serían las bebidas “energéticas” que van dirigidas a adolescentes y sin embargo su alto contenido en cafeína y azúcar pueden causarles serios problemas de salud. Otro ejemplo, también dirigido más hacia un público joven son los cereales azucarados cuyo consumo está muy relacionado con la obesidad, fallos en la función renal y riesgo de diabetes.

Alimento contaminado: todo alimento que contenga microorganismos patógenos o parásitos, sustancias químicas o radiactivas o toxinas capaces de producir o transmitir enfermedades. Un ejemplo lamentablemente muy famoso y muy reciente es el de los productos consistentes en carne mechada y lomo a la pimienta de la empresa La Mechá (crisis de listeriosis verano de 2019).

Producto alimentario: sustancia no nociva sin valor nutritivo pero que pueden ser utilizadas en alimentación. Productos alimentarios serían los aditivos, como por ejemplo los colorantes y los conservantes.

Comunicar ciencia en la web

En la última década Internet se ha convertido en algo esencial en nuestro día a día. Una buena prueba de ello es que gracias a los Smartphones podemos acceder a Internet en prácticamente cualquier sitio y tener acceso inmediato a una cantidad ingente de información. Esto ha propiciado un cambio radical en muchos de nuestros hábitos, y es que las nuevas tecnologías han revolucionado por completo como hacemos las cosas y la forma de comunicar ciencia no iba a ser menos.

Los motores de búsqueda de Internet han hecho posible que cualquier cosa que podamos necesitar esté solo a un click de distancia. Mucha gente utiliza páginas webs, blogs, redes sociales y más recientemente podcast y videos de Youtube para comunicar ciencia porque otra mucha gente utiliza Internet para consultar dudas, ganar apuestas, entretenerse o simplemente aprender. Los blogs permiten no solo una mayor profundidad del contenido, sino que también tienen una mayor permanencia en el tiempo. En cambio, las redes sociales son más efímeras, pero permiten usar un lenguaje más informal y cuentan con diferentes elementos que hacen que la comunicación científica sea fácil y sencilla de seguir. En mi opinión, la estrategia más eficiente para comunicar ciencia es utilizar las dos plataformas, ya que las redes sociales además te permiten posicionar los contenidos publicados en el blog para conseguir llegar a un público mayor. El hecho de que la mayor parte de la gente que se dedica a comunicar ciencia, ya sea de forma profesional o “amateur”, use estos medios se debe a que estas plataformas permiten una interacción directa entre la persona que genera los contenidos y su público, y que son medios baratos y en general fáciles de mantener y gestionar. Lo malo de que estas plataformas sean tan fáciles de usar es que permiten a cualquiera con un poco de paciencia poder crear contenidos en la web lo que quizá ha permitido el auge de las pseudociencias. Además, hay que tener en cuenta que hay una parte de la población que no maneja el uso de Internet así que habrá cierto público al que no se pueda llegar.

El desarrollo de las nuevas tecnologías también ha afectado a los medios de comunicación que se han tenido que adaptar a lo instantáneo, llegando a comunicarse las noticias científicas en directo como ocurre en la actualidad con el coronavirus. Nos hemos acostumbrado a tener una actualización constante de las noticias más relevantes.

Parece que la divulgación científica está de moda, y es que una vez te metes en este mundo cada cierto tiempo descubres nuevas plataformas digitales que tienen el objetivo de compartir, comunicar, conversar y cooperar sobre temas relacionados con la ciencia y la tecnología. Esto probablemente se deba al hecho de que en los últimos años ha habido un auge de Internet como fuente de información científica y a que la mayor parte de la gente prefiere que sean los propios científicos los que les expliquen los avances científicos y su impacto en la sociedad.

La ciencia hay que hacerla, pero también hay que contarla

La ciencia nos rodea en nuestro día a día, pero apenas el 16% de los españoles estamos interesados en temas relacionados con la ciencia y la tecnología. A mi me gusta pensar que hay mucha más gente interesada lo que pasa es que aun no lo sabe. Por eso es tan importante la divulgación y el periodismo científico. Para poder contarle (bien) a la gente lo increíble que puede ser la ciencia.

Uno de los grandes problemas que nos encontramos es que la ciencia común (esa que podemos entender todos) no se encuentra en cualquier parte. Por ejemplo, menos del 2% del tiempo de los informativos y solo entre el 6-7% de lo escrito en los periódicos se usa para hablar de temas de ciencia y tecnología.

Gracias a las nuevas tecnologías y a la existencia de periódicos y versiones on line podemos ver como los medios de comunicación ponen diferentes noticias principales según el público objetivo. Por ejemplo, hoy viernes 7 de febrero la versión en papel del periódico El PAIS tenía como noticia principal que “Sánchez y Torra desbloquean el dialogo y encabezaran la mesa”. Sin embargo, el texto de cabecera de la versión on line es la noticia “El veto a Vox se extiende a los 132 cargos de las comisiones del Congreso” .

Las noticias científicas que aparecen en la versión de papel del periódico están relacionadas con la salud y todas ellas se encuentran en la sección de sociedad. Una de ellas trata sobre la enfermedad de la gripe en nuestro país “La epidemia de gripe de este año se ensaña con los niños españoles”. Las otras noticias científicas están relacionadas con el coronavirus, una trata sobre el tema en España (Cuarentena en Madrid: “Me encierro por responsabilidad”) y dos en China “Rabia y dolor en China por la muerte del médico que alertó del virus” y “La mortalidad por el coronavirus de Wuhan baja por primera vez del 2% de los afectados”. Estas noticias se encuentran en la página principal de la versión on line. Además, también se pueden encontrar muchas otras noticias científicas ya que EL PAIS tiene una sección de ciencia en su versión on line.

Entre las noticias más leídas de este periódico se encuentran como se puede ver varias noticias científicas relacionadas con el coronavirus de Wuhan: “China confirma la muerte del médico que alertó sobre el coronavirus tras horas de confusión” o “El coronavirus de Wuhan. Las redes chinas se deshacen en tributos hacia el doctor fallecido y China los bloquea”. Sin embargo, en esta lista no aparece ni la noticia de portada de la versión en papel ni la noticia de portada de la versión on line.

EL PAIS comparte una gran cantidad de noticias por Twitter, tanto las principales de la version on line como aquellas de la lista de las más leídas. Aparecen la noticia de portarda de la web así como varias relacionadas con el virus de Wuhan. La mayoría de las noticias publicadas en Twitter contienen imagenes y la URL del texto periodístico. En algunas ocasiones el contenido compartido es el mismo que el titular pero en otros casos utilizan la entradilla o parte del texto de la noticia

EL PAIS también tiene Instagram, donde el número de noticias compartidas es muchísimo menor que en Twitter. En esta red social hoy se han compartido cuatro imágenes de las cuales 2 están relacionadas con el coronavirus. Una de estas está dentro de las noticias más leidas en la versión on line del periódico.

Por último, EL PAIS también tiene cuenta en Facebook pero al tener la imagen/vídeo de portada fijada es sumamente incómodo y no permite leer correctamente ya que las publicaciones aparecen cortadas.

Creo que compartir las noticias por redes sociales es una estrategia muy interesante para los periódicos ya que le da al público la oportunidad de interaccionar con las noticias y así pueden aprender cuales son las noticias que más venden.